USO DE COOKIES

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las 'cookies' Más información

  • Teléfono de contacto
  • (+34) 941 132 859
Menú

Reforma del artículo 324 bis de la Ley de Sociedades de Capital, relativo al derecho de separación del socio por la negativa de la sociedad de repartir dividendos

la rioja abogados

volver al listado

 

 Reforma del artículo 324 bis de la Ley de Sociedades de Capital, relativo al derecho de separación del socio por la negativa de la sociedad de repartir dividendos
ENE
16

Publicado en Jurisprudencia
Publicado por Eduardo Martín

La modificación realizada en el artículo 348 bis. de la LSC se ha realizado mediante la aprobación de la Ley 11/2018, de 28 de diciembre, por la que se modifica el Código de Comercio, el texto refundido de la Ley de Sociedades de Capital aprobado por el Real Decreto Legislativo 1/2010, de 2 de julio, y la Ley 22/2015, de 20 de julio, de Auditoría de Cuentas, en materia de información no financiera y diversidad, publicada en el BOE hoy día 29 de diciembre de 2018, quedando redactado artículo 348 bis de la Ley de Sociedades de Capital como sigue:

     «Artículo 348 bis. Derecho de separación en caso de falta de distribución de dividendos.

  1. Salvo disposición contraria de los estatutos, transcurrido el quinto ejercicio contado desde la inscripción en el Registro Mercantil de la sociedad, el socio que hubiera hecho constar en el acta su protesta por la insuficiencia de los dividendos reconocidos tendrá derecho de separación en el caso de que la junta general no acordara la distribución como dividendo de, al menos, el veinticinco por ciento de los beneficios obtenidos durante el ejercicio anterior que sean legalmente distribuibles siempre que se hayan obtenido beneficios durante los tres ejercicios anteriores.

     Sin embargo, aun cuando se produzca la anterior circunstancia, el derecho de separación no surgirá si el total de los dividendos distribuidos durante los últimos cinco años equivale, por lo menos, al veinticinco por ciento de los beneficios legalmente distribuibles registrados en dicho periodo.

     Lo dispuesto en el párrafo anterior se entenderá sin perjuicio del ejercicio de las acciones de impugnación de acuerdos sociales y de responsabilidad que pudieran corresponder.

  1. Para la supresión o modificación de la causa de separación a que se refiere el apartado anterior, será necesario el consentimiento de todos los socios, salvo que se reconozca el derecho a separarse de la sociedad al socio que no hubiera votado a favor de tal acuerdo.
  2. El plazo para el ejercicio del derecho de separación será de un mes a contar desde la fecha en que se hubiera celebrado la junta general ordinaria de socios.
  3. Cuando la sociedad estuviere obligada a formular cuentas consolidadas, deberá reconocerse el mismo derecho de separación al socio de la dominante, aunque no se diere el requisito establecido en el párrafo primero de este artículo, si la junta general de la citada sociedad no acordara la distribución como dividendo de al menos el veinticinco por ciento de los resultados positivos consolidados atribuidos a la sociedad dominante del ejercicio anterior, siempre que sean legalmente distribuibles y, además, se hubieran obtenido resultados positivos consolidados atribuidos a la sociedad dominante durante los tres ejercicios anteriores.
  4. Lo dispuesto en este artículo no será de aplicación en los siguientes supuestos:
  5. a) Cuando se trate de sociedades cotizadas o sociedades cuyas acciones estén admitidas a negociación en un sistema multilateral de negociación.
  6. b) Cuando la sociedad se encuentre en concurso.
  7. c) Cuando, al amparo de la legislación concursal, la sociedad haya puesto en conocimiento del juzgado competente para la declaración de su concurso la iniciación de negociaciones para alcanzar un acuerdo de refinanciación o para obtener adhesiones a una propuesta anticipada de convenio, o cuando se haya comunicado a dicho juzgado la apertura de negociaciones para alcanzar un acuerdo extrajudicial de pagos.
  8. d) Cuando la sociedad haya alcanzado un acuerdo de refinanciación que satisfaga las condiciones de irrescindibilidad fijadas en la legislación concursal.
  9. e) Cuando se trate de Sociedades Anónimas Deportivas.»

      La disposición transitoria de dicha ley establece lo siguiente:

      “Por excepción, las modificaciones introducidas por esta Ley mediante el artículo segundo apartado seis en el artículo 348 bis del Texto Refundido de la Ley de Sociedades de Capital, aprobado por Real Decreto Legislativo 1/2010, de 2 de julio, serán de aplicación a las juntas generales que se celebren a partir del mismo día de su entrada en vigor”.

     Se trata sin duda de una reforma necesaria, pero a nuestro entender insuficiente, dado que se sigue sometiendo el interés general de la sociedad al particular del socio, que en el caso de sociedades familiares implicadas en el ejercicio de una actividad empresarial o profesional, quedan expuestas a las pretensiones económicas de socios no comprometidos con la misma, lo que puede poner en grave riesgo su continuidad, empresarial y societaria. 

Martín abogados
  • Calle del general Gallarza, 18, 26500 Calahorra, La Rioja Spain
  • Contacte con nosotros
  • (+34) 941 132 859
  • (+34) 941 132 563
  • Siguenos también en :

ÚLTIMOS TWEEETS